martes, 7 de septiembre de 2010

Descripcion del Bosque!


Los bosques constituyen seguramente, los ecosistemas terrestres más productivos, superados tan sólo por los manglares  (que se encuentran en las regiones donde desembocan los ríos y forman lagunas costeras).  La importancia que tienen en la producción de oxígeno atmosférico, la conservación del suelo, la regulación del clima y el albergue de un sinnúmero de especies tanto de animales como de vegetales, hace de los bosques ecosistemas indispensables para la conservación de la vida en el planeta. 
    Se conocen como bosques a aquellas formaciones vegetales compuestas por plantas altas, alrededor de 5 m de altura,  cuyas copas se tocan, es decir, conjuntos de árboles muy cercanos entre sí. Se reconocen varios tipos de bosques, entre los que se encuentran los de climas templados y fríos, y los de zonas cálidas y lluviosas.







La taiga  es un tipo de bosque de clima frío, formado principalmente por coníferas adaptadas a la falta de agua y al frío extremo.  Se localiza fundamentalmente  entre los 45º y los 58° de latitud norte, principalmente en las regiones de Eurasia y Norteamérica.   El clima de estas zonas es frío con temperaturas que llegan más allá de los -50º C. La nieve puede permanecer en estas zonas más de 8 meses al año.  Con veranos cortos  y una precipitación anual de hasta 500 mm.
    Entre las especies vegetales predominantes se encuentran los pinos y los abetos. Las especies animales conforman dos tipos de poblaciones, las residentes como la lechuza, la ardilla, la marta, el lince, el alce o la musaraña, y las visitantes, entre las que se encuentran infinidades de clases de aves migratorias.
    El bosque caducifolio se conforma por una mezcla de vegetales que crecen en regiones templadas, con temperaturas no inferiores a -10º C y con lluvias distribuidas a lo largo de todo el año. Este tipo de bosque se localiza alrededor de los 50º de latitud tanto en el hemisferio sur como en el norte. Una de sus características es la sucesión estacional donde crecen hierbas en el suelo, aprovechando la materia orgánica que proporciona la caída de las hojas. Esta cubierta da albergue a infinidad de pequeños organismos como los ciempiés, las arañas o las cochinillas.
    Las especies vegetales más comunes en este tipo de bosque son los robles, las hayas, los abedules, los olmos y los avellanos. Sobre el suelo crecen diferentes tipos de plantas entre las que se encuentran las fresas y las frambuesas silvestres, los arándanos y las azucenas, por citar algunos.  Este tipo de bosque da albergue a una inmensa fauna tanto de aves como de insectos, reptiles y mamíferos como el zorro, el tejón, el gato montés, los topos, los ciervos, los ratones y los jabalíes.
    Los bosques  de las regiones cálidas, tropicales, son mejor conocidos como selvas. El mayor crecimiento de éstas corresponde a aquellos sitios donde hay mayor pluviosidad, cerca de las regiones ecuatoriales. A diferencia de los otros tipos de bosques, las selvas albergan un mayor número de especies de plantas y de animales, sin embargo, su suelo es menos fértil que el de aquellos bosques. La materia orgánica que cae al suelo, se descompone muy rápidamente y no llega a formar una espesa capa de humus.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada